Nunca es un adiós

En la mañana de hoy  todos los alumnos y profesores hemos querido dar una sorpresa a nuestra profesora Rosa, que después de muchos años con nosotros , se jubila. Agradecerte todos estos años en la escuela se queda corto, la huella imborrable que has dejado perdurará durante el tiempo.